IEDGE- Camuflaje del Líder ante la adversidad


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

Como  investigadora y amante del análisis del comportamiento, estoy fascinada con la idea de entender y poder explicar claramente ¿Qué condiciones hacen que una persona sea un líder real? ¿Por qué hay personas que inspiran de una forma natural confianza, lealtad y trabajo duro, mientras que otras (que puede que tengan tanta visión e inteligencia como los anteriores) no hacen más que fracasar una y otra vez?. Es una pregunta permanente que no tiene una sola respuesta. Pero con el tiempo y tras haber conocido muchos casos tanto de éxito como fracaso en el tema de dirigir personas, he llegado a entender que tiene mucho que ver con la manera en que las personas tratan la adversidad. Y como lo he referido en otro post la resiliencia  no debe ser una mera resistencia pasiva o estoica, sino que alude al proceso dinámico de adaptación positiva en circunstancias de grave adversidad. 

La condición por tanto incluye dos vertientes importantes, la exposición a una situación de amenaza significativa o adversidad grave y el logro de una adaptación positiva. Nuestros estudios recientes nos han llevado concluir que uno de los indicadores más fiables del autentico liderazgo es la capacidad individual de encontrar un sentido a los contratiempos y de aprender de ellos, por trágicos que sean. Dicho de otra forma, los líderes reales son aquellos que disponen de las capacidades requeridas para superar la adversidad y salir de ella como personas más fuertes y comprometidas.

¿Que permitió a estas personas enfrentarse a estas situaciones difíciles y, además, aprender de ellas? Nosotros creemos que los grandes directivos poseen ciertas competencias esenciales y estas capacidades son las mismas que permiten a una persona dar sentido a lo que, de lo contrario, podría ser una experiencia debilitante.

La primera es la capacidad de implicar a los demás en el significado. La segunda es la capacidad de apaciguar solo una situación potencialmente violenta. Pero por  encima de todas estas cualidades esta la capacidad crucial de “camuflajearse” en el entorno, es decir su capacidad adaptativa. Desde el punto de vista biológico el camuflaje o mimetismo es la “capacidad que tienen algunos seres vivos para pasar desapercibidos, por medio de la coloración o del aspecto de su cuerpo, imitando el aspecto de algún objeto inanimado del entorno que le rodea o bien a algún otro ser vivo y adaptarse a ese medio”.

Y aquí me quiero detener un poco para reflexionar sobre este término. El “Camuflaje” del líder le permite comprender el contexto, entender una mezcla de factores, desde cómo interpretar un “gesto” o una costumbre específica en grupos de personas muy diferentes, hasta ser capaces de apreciar objetivamente toda clase de situaciones.   Sin esta capacidad, los líderes estarían totalmente perdidos, porque no podrían conectar con los cambios, las personas y la estrategia.

Es la combinación del rigor y la capacidad de entender y adaptarse al contexto lo que permite a un líder real no solo sobrevivir a la adversidad, sino aprender de ella y emerger más fuerte, más comprometido, con más fuerza que nunca.

 

¡Espero sus comentarios!

 Silvia Ahumada (@silvia_ahumada)

Profesora de Dirección de Personas

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida sobre éstos conceptos, le invitamos a que consulte la Especialidad Europea en Dirección de Personas.

 

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube

 

Fuentes:

Notas del Autor

Fotografía: Liu Bolin