IEDGE – El Valor para el accionista


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

La implantación de esta filosofía de gestión conlleva la necesidad de medir la creación de valor para los accionistas.

Como medidas de gestión que guíen las decisiones de los directivos (KPI’s), se plantean dos opciones: por un lado, medidas de resultados tradicionales, tales como el EBITDA y, por otro lado, nuevas medidas de resultados, como el valor económico añadido (EVA).

El concepto de creación de valor es, en esencia, muy simple: una compañía crea valor para sus accionistas cuando la rentabilidad obtenida sobre el capital invertido es superior al coste de dicho capital.

El resultado residual es una medida que tiene en cuenta la rentabilidad requerida por los proveedores de financiación -tanto propia como ajena- cargando al beneficio contable de la empresa sin deuda una carga de capital por este concepto. Concretamente se define como sigue:

RR = NOPAT – k x CAPITAL

Donde, RR es el resultado residual, NOPAT es el beneficio operativo neto después de impuestos, k es el coste medio ponderado del capital, y CAPITAL es el capital invertido.

Uno de los planteamientos desarrollados a raíz de este concepto se centra en la gestión estratégica y operativa de la compañía bajo criterios de creación de valor para el accionista.

Esta gestión y sus consecuencias a medio y largo plazo tendrán, inevitablemente, su reflejo en el valor de la empresa.

Precisamente porque toda la teoría financiera se ha desarrollado en torno al objetivo de maximizar el valor, es perfectamente demostrable que la mejor gestión de valor consiste en aplicar los principios conocidos de sana política financiera en la gestión diaria de las operaciones, en el análisis de las inversiones, en las políticas de endeudamiento y en los dividendos, así como en la ejecución táctica de dichas políticas.

1.- ¿QUÉ ENTENDEMOS POR VALOR?

El valor depende solamente de lo que esperamos que ocurra en el futuro con el bien o servicio que pretendemos valorar y de nuestras expectativas.

http://www.youtube.com/watch?v=TFnLHwOuliM

El problema del futuro es que no lo conocemos con certeza; así que cualquier valoración de hechos futuros debe tener en cuenta el factor riesgo. En la mayoría de las aplicaciones prácticas de la gestión basada en el valor, el criterio del valor actual neto (VAN) del flujo de fondos (flujo de caja) originado por una determinada decisión o acción directiva es por definición, la medida del valor creado por esta decisión.

En relación con VAN hemos de hacer dos consideraciones:

  1. Debido tanto al factor tiempo como al factor riesgo, las únicas cantidades de dinero para las que se pueden cal cular valores actuales mediante procedimientos de descuento son las cantidades de dinero que quedan disponibles, a las que se denominan flujo de fondos.
  2. El concepto de valor actual no es exclusivo de las inversiones. Puede aplicarse a cualquier flujo de fondos. Si el valor actual neto asociado a una determinada acción es positivo, por la propia definición genérica de valor actual podemos afirmar que dicha acción crea valor para la empresa y el valor creado es el valor actual neto de dicha acción. Algunas premisas básicas para entender la gestión orientada a la creación de valor para el accionista son las siguientes:
  • La gerencia está obligada a crear valor para los inversores.
  • Los inversores invierten en una compañía porque esperan un retorno a su inversión.
  • Los inversores esperan un mínimo nivel de beneficio por parte de su inversión al que se denomina coste del capital.
  • Una empresa que no crea valor a largo plazo en el sentido de que ofrece una rentabilidad inferior al coste del capital es económicamente inaceptable, especialmente desde la perspectiva de los accionistas.
  • Los inversores pueden retirar sus fondos de la empresa desde el momento en que tengan otras inversiones alternativas de mayor rentabilidad (coste de oportunidad).

En el próximo post explicaré los 9 conceptos clave para entender la creación de valor.

Un cordial saludo.

 

Aurelio García del Barrio

Profesor de Dirección de Finanzas

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida todo sobre la gestión de las operaciones en un departamento financiero y dirigir con éxito el área financiera de una empresa, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Finanzas Estratégicas donde se formará con los mejores profesores de Europa y Latinoamérica y conocerá las mejores prácticas en el área financiera.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook y Twitter!:

 


Comentarios


  1. Marcos Manuel Oronda
    comento el día 16 de Mayo a las 5:55 pm (#)


    Estimado profesor Aurelio,

    muchas gracias por el post, una pregunta, EL NOPAT es lo mismo que el EBITDA.
    un cordial saludo,
    Marcos


  2. Aurelio Garcia del Barrio
    comento el día 16 de Mayo a las 6:45 pm (#)


    Hola Marcos,
    El EBITDA se define como earnings before interests, taxes, depreciation and amortization, mientras que el NOPAT = net operating profit after taxes= EBIT menos impuestos.
    El EBITDA hace referencia a la capacidad de las empresas de generar dinero
    con el giro principal del negocio.
    No toma en cuenta la amortización de las inversiones ni el coste de la deuda, de modo que permite comparar la marcha del negocio tal cual, con
    independencia de la estructura financiera de cada empresa o su ritmo de inversiones.
    El NOPAT, es la utilidad total generada por una operación.
    Se define como: ventas menos gastos operativos menos impuestos.
    Incluye la depreciación, pues se le considera un coste de utilizar la maquinaria, aunque no sea un coste que se pague en efectivo
    Excluye los costes de deuda (gastos financieros) y demás gastos relativos al financiamiento de la empresa, ya que busca medir el desempeño operativo de
    la empresa.
    Excluye ingresos y gastos no relacionados con el negocio principal de la empresa.
    Un saludo.
    AGB.


  3. Marcos Manuel Oronda
    comento el día 16 de Mayo a las 8:56 pm (#)


    Gracias profesor, muy clara la respuesta

    un cordial saludo,
    Marcos


  4. Alejandra Torres
    comento el día 19 de Mayo a las 7:28 pm (#)


    Hola Aurelio,

    Tengo una pregunta en la generación de una nueva empresa, como determino el riesgo, o mejor dicho hay algún porcentaje para el mismo. Y una vez esto entonces si puedo aplicar el valor de las acciones para los accionistas a partir de que tiempo? o desde el inicio?

    saludos


  5. Aurelio Garcia del Barrio
    comento el día 20 de Mayo a las 1:10 pm (#)


    Hola Alejandra,

    El riesgo se enmarca dentro de la estructura y coste de capital. Si preguntas por el riesgo del negocio, no existe una formula para calcularlo, cada negocio tiene uno distinto, mas aun en empresas de nueva creacion. Este dependera de factores como:

    Variabilidad de la demanda, si son constantes las ventas el riesgo será más bajo

    Variabilidad del precio de ventas, mayor riesgo si el mercado es volátil

    Variabilidad de los precios de los insumos, cuando estos son inciertos

    Capacidad para ajustarse a los precios de los productos como resultado de los cambios en los precios de los insumos

    Grado en el cual los costos son fijos, apalancamiento operativo

    Si te refieres Riesgo financiero, debemos analizar el WACC. por tanto:

    E x Ke + D x Kd
    WACC = ——————-, donde:
    E + D

    E = Valor de mercado de los recursos propios
    Ke= Cost of Equity = Rendimiento esperado por los accionistas
    D = Valor de mercado de la deuda
    Kd = Cost of Debt Before Tax =Rendimiento esperado por los acreedores, ajustado según el efecto de ahorro fiscal de la deuda

    El coste de la deuda (Kd) es la tasa de interés que la compañía ha de pagar por los préstamos y créditos recibidos. Es posible calcular por separado el coste de cada componente de los recursos ajenos, aunque en la práctica se utiliza una media general del coste de la deuda. El coste ha de reflejar las tasas actuales de interés del mercado interbancario y al que se añade un margen (“spread”) (Rpd) que refleja el riesgo de crédito de la compañía.

    Kd = Rf + Rpd

    El coste de los recursos propios (Ke)consiste en los rendimientos totales esperados por los participantes del capital social de la empresa. Cuanto más riesgo presente la compañía, mayor rentabilidad se esperará de la inversión. El método más comúnmente utilizado para calcular el coste de los recursos propios es el Capital Asset Pricing Model (CAPM).

    Ke = Rf + Rp x ß

    Rf = Tasa libre de riesgo
    Esta tasa es generalmente considerada como el rendimiento actual de los bonos del tesoro público. Esta afirmación es, en principio discutible, ya que los bonos a largo plazo no se encuentran verdaderamente libre de riesgo, se deberían utilizar el rendimiento de los valores del gobierno a corto plazo que sí presentan un riesgo muy bajo en las economías desarrolladas. La desventaja de esto radica en que las tasas de interés a corto plazo, no reflejan las expectativas sobre futuros cambios en los tipos de interés como los rendimientos a largo plazo. Por las mismas razones, existen diversos argumentos que defienden la utilización de la tasa de interés de los bonos a largo plazo. En la práctica, la tasa libre de riesgo es generalmente admitida como el rendimiento de los bonos del tesoro público a 10 años. El mercado de este tipo de valores es generalmente líquido y el rendimiento aplicado, por consiguiente, fiable.

    Rp = Prima de Riesgo del Capital
    Consiste en una medida de riesgos futuros calculada como el rendimiento futuro esperado del mercado excluyendo la tasa libre de riesgo. Es el componente del coste de los recursos propios más difícil de calcular. Las estimaciones de esta prima normalmente varían desde valores cercanos a cero hasta llegar al 8% (o incluso valores mayores para empresas de Internet y nuevas tecnologías), pero los valores más típicos tienden a situarse entre 2%-5% dependiendo del mercado. Las estimaciones más altas normalmente derivan de observaciones históricas acerca del rendimiento de los bonos. Las estimaciones más bajas tienden a ser juicios subjetivos de los rendimientos futuros esperados por los inversores o son el producto de un modelo de actualización de dividendos donde la prima proviene de una tasa de descuento igual al valor actual de los futuros dividendos en el nivel actual del mercado.

    ß = Factor Beta del Capital
    Es una medida pura de riesgo generalmente utilizada en el modelo CAMP y para estimar la contribución de un valor al riesgo total en una cartera diversificada. El riesgo inherente a un negocio puede ser dividido en dos factores con el fin de obtener un cálculo de una ß mejor y más consistente que permita comparaciones entre compañías y mercados:

    El riesgo sistemático de un negocio es el riesgo inherente a la empresa dados su sector y sus características de negocio, independientemente de su estructura de capital.
    El riesgo financiero es un factor de riesgo resultante del nivel de apalancamiento de un empresa. Para hacer las ßs verdaderamente comparables entre empresas, primero hay que eliminar el efecto del apalancamiento, para luego reintroducirlo a un nivel equiparable al de las compañías comparadas.
    La beta de una acción es igual a la covarianza entre el rendimiento de dicha acción y el rendimiento del mercado, dividido entre la volatilidad (medida por la desviación típica) del rendimiento del mercado. Una beta igual a 1 significa que si el mercado experimenta una subida del 5%, entonces el precio de las acciones de la compañía subirá también un 5%. Una beta igual a 2 implica que si el mercado sube un 5%, el precio de las acciones se verá incrementado en un 10%.

    Covarianza mercado, acción
    ßi = —————————–
    Varianza mercado

    En la práctica, las betas de las empresas están generalmente basadas en la volatilidad relativa de rendimientos históricos, aunque esto puede que no represente con precisión el riesgo actual si se han producido cambios en la estructura del pasivo de la empresa. Los críticos de la beta discuten que las volatilidades del pasado no pueden proporcionar una medida de riesgo futuro en un entorno de cambio constante (el pasado no explica el futuro).

    Una vez calculamos y/o estimemos las variables se podran aplicar a la valoracion desde el inicio.

    Un saludo.

    AGB.


  6. Fernando Pulido Soto
    comento el día 23 de Mayo a las 7:54 pm (#)


    Buen dia Prof. Aurelio,
    Me gusto la definición de valor que esta en base al futuro, pero como nadie sabe el futuro debemos tomar en cuenta el factor riesgo. Cuando conoces la historia de la empresa y la situación actual de la empresa y su entorno puedes darte una idea del futuro, pero solo puedes tener escenarios pesimistas, optimistas, normales, pero si sucede cualquier suceso extraordinario, este no estará evaluado en la proyección por que lo que estos tipos de riesgo son los difíciles de evaluar.
    Saludos
    Fernando


  7. Aurelio Garcia del Barrio
    comento el día 24 de Mayo a las 2:26 pm (#)


    Hola Fernando,
    Normalmente cuando se valora el negocio se establecen escenarios, optimista y pesimista. Tambien se pueden aplicar formulas (como una simulacion de Monte Carlo) para ver las probabilidades que hay en los resultados proyectados.
    Un saludo.
    AGB.