IEDGE – BCE, Grecia y los síntomas de mejora internacional, 25 de enero


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

El interés del mercado se encuentra centrado en la reunión que celebran el Gobierno griego y los representantes de los acreedores privados, grupo encabezado por el Instituto Internacional de Finanzas con sede en Washington.

Estos encuentros que se interrumpieron sin acuerdo hace dos semanas para reanudarse la semana pasada,  tienen como objetivo llegar a un acuerdo sobre la reestructuración de la deuda soberana griega que consistirá en una reducción o quita del nominal que el gobierno heleno tendrá que pagar a sus acreedores  de un 50% y un acuerdo de pago del resto mediante bonos con duraciones de hasta 30 años. El tipo de interés que estos bonos pagarán, o sea el cupón, es en lo que parecen encallarse las conversaciones.  Mientras Grecia parece aceptar cupones de hasta un 4%, algo que encajaría en los planes de la mayoría de sus acreedores, tanto el FMI como Alemania, que por supuesto  también tienen mucho que decir en esta discusión porque serán los principales implicados en el desembolso del segundo plan  de rescate que tendrá que ser librado antes de mediados de Marzo, parecen ser los que presionan para que la rentabilidad del bono de canje sea menor.

Grecia necesita llegar a un acuerdo en cualquier caso, de no ser así no accedería a los 130 billones de euros correspondientes al paquete de ayuda aprobado por la UE y en Marzo entraría en default.

Es ésta una historia ya conocida  que no hemos dejado de oír en todo el año 2011 y que se ha ido alargando con acuerdos parciales y débiles hasta llegar al punto actual.  Nos encontramos, ahora sí, en el último capítulo de esta serie y aunque todavía existen dudas y hay quienes piensan que no existe voluntad política de rescatar a Grecia (algo que puede ser cierto), en mi opinión, un compromiso será alcanzado y con él pasaremos a un nuevo estadio de percepción de la crisis de deuda europea.

No quiero decir con esto que se haya alcanzado una solución definitiva, ni mucho menos. Grecia quedará todavía con un nivel de endeudamiento de un 120% sobre su PIB, y lo que es peor con una depresión económica brutal de la que difícilmente podrá salir con una política de austeridad estricta y sin poder acudir a la política de tipos de cambios, es decir, a la devaluación de su divisa. Por cierto, estas necesidades, me refiero a las de estímulo de la economía, incompatibles con el Tratado Fiscal de la UE, no son solo necesarias para Grecia, nuestro propio país también las necesita, como manifestó hace tan solo una semana el Ministro de Hacienda de España, Montoro, pero parece ser necesario ir por partes y lo primero es restablecer la confianza para atajar la crisis de liquidez y que esta no se convierta en una de solvencia.  Y para ello hay que demostrar que somos capaces de reducir nuestros gastos.

Este requisito también viene siendo resaltado por el BCE, liderado por Draghi  quien insiste en el cumplimiento estricto de estos compromisos y que por otro lado lo está compensando inundando literalmente de liquidez al mercado. Tras los casi 500 billones adjudicados en el primer repo a tres años, vendrá otro más a finales de Febrero del que se está especulando que será de una cuantía que algunos llaman ridícula o inverosímil, hablan de 1 a 10 trillones de euros.

Lo que sí es cierto es que bien sea por la política del BCE, bien porque el FMI manifiesta su deseo de incrementar sus fondos para ayudar a Europa o bien porque el mercado empieza a creer algo más en la reducción de los déficits, las rentabilidades de los bonos europeos, especialmente los italianos y españoles han retrocedido hasta zonas de menor peligro, sobre todo en las referencias más cortas. La prueba de fuego vendrá en subasta de más largo plazo y ver el efecto que estas tendrán en los tipos de interés a largo, para esto será muy importante que quienes acudan a comprar vuelvan a ser inversores extranjeros, hasta ahora la mayor parte de la demanda proviene de institucionales domésticos. En este sentido, cabría valorar positivamente las declaraciones  de refuerzo y apoyo a la deuda europea  de Japón y China, tras la rebaja de rating de S&P.

EURUSD

El sentimiento de mercado es algo más positivo y con ello, al menos en el corto plazo, podríamos ver recuperación del euro en su cotización contra el dólar hasta niveles de  1.32-1.33. También es probable que esta mejoría se traslade a la cotización del euro contra el yen y se vuelva a niveles de entre 102 y 105

¡Buena suerte y saludos!

 

Miguel Ángel Rodríguez

Analista Asociado XTB España

* Contenidos propiedad de XTB España cedidos a IEDGE – The European Business School

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube

X-Trade Brokers Dom Maklerski, S.A., Sucursal en España (“X-Trade”) ha elaborado este informe exclusivamente a efectos informativos. Toda la información en éste contenida está basada en informaciones de carácter público y ha sido obtenida de fuentes que se consideran fiables. Sin embargo X-Trade no garantiza la corrección ni la precisión de la información incluida en el informe. Cada Cliente es responsable de su operativa en el Mercado. Este informe es exclusivamente orientativo y refleja únicamente la visión que su autor tiene de la situación actual del Mercado. Las consecuencias derivadas de la operativa del inversor, serán exclusivamente del cliente, que deberá actuar a la luz de la Declaración del Riesgo de Inversión.

Nota: Para comprender el entorno macroeconómico y financiero en un mercado global y como afecta a las decisiones de nuestras empresas, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Finanzas Estratégicas, donde, de una forma práctica y rápida, entenderá y aplicará en la dirección estratégica y operativa todos los conocimientos financieros para una gestión empresarial de éxito.