IEDGE – Introducción a la demanda y oferta en macroeconomía


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

Las operaciones demanda y oferta se encuentran estrechamente vinculadas al concepto de precio, lo que justifica que se les defina en los siguientes términos: la demanda de cualquier cosa, dado el precio, es la cantidad que se compra a ese precio, por unidad de tiempo.

A esa definición se incluyen los conceptos de precio y de unidad de tiempo, ya que la demanda carece de significado si no se determina el precio y, por ser necesario, relacionarla a un determinado período de tiempo. Debe aclararse que la demanda no es lo mismo que el deseo o la necesidad. Existe mucha gente que no puede comprar un automóvil y, sin embargo, desea tener uno, también hay muchos niños que necesitan tomar más leche de la que toman.

La oferta, significa la cantidad de un bien que se pone a la venta a un precio determinado por una unidad de tiempo; es la operación lógica que complementa la idea de demanda.

La demanda y la oferta se pueden usar para explicar los mercados de factores, lo mismo que los mercados de productos. Con algunas modificaciones, se pueden usar también para explicar los efectos del monopolio y para analizar los gastos del gobierno. Las decisiones económicas dependen tanto de lo que el público quiere como de lo que resulta posible.

1.- La teoría de precios

La teoría económica tiene dentro de sus conceptos fundamentales el precio. La idea del precio aparece ligada al concepto de dinero.

La fijación del precio depende del gusto del consumidor, de la cantidad de mercancías en circulación, del nivel general de ingresos, del equilibrio entre producción y consumo, de los costos de la producción.

Se hace necesario distinguir entre precio y valor, ya que son conceptos distintos; al hablar del valor de un satisfactor, lo identificamos con el grado de aprecio, de utilidad o de cambio que una cosa tiene, y nace de compararlo con el valor de otras cosas.

El precio casi debe considerarse en función del dinero; los valores se expresan casi siempre en dinero y hasta entonces se les llama precio. Para que un bien tenga precio, necesita ser deseado y escaso. No todas las cosas tienen precio; por ejemplo el aire en su estado natural.

Para Nicholas Barbon, el precio de las mercancías es el valor presente y surge al computar la necesidad del uso de ellas, con la cantidad que satisface esa necesidad; porque como el valor de las cosas depende del uso de éstas, lo sobrante de lo que puede usarse no vale nada. De suerte que la abundancia, en relación a la necesidad, hace las cosas baratas, y la escasez, caras.

Todo lo que obtienen los factores de la producción son también precios. El salario de un trabajador es precio, porque es la cantidad en dinero que cubrirá una persona por los servicios que otra le presta, lo que es la venta de la tierra, el interés, por ser la cantidad que debe pagarse por la utilización de la riqueza.

El objeto es explicar cómo se determinan los precios bajo el régimen del capitalismo, pero en ausencia de un organismo central de planificación, la solución de los problemas económicos fundamentales de qué producir, cómo producir, para quién producir, equilibrio y crecimiento económico, se deja al libre juego del mecanismo del precio. La existencia de un mecanismo libre de precios que sirva de guía de la actividad económica es una de las características esenciales de la organización económica capitalista; por eso aquí analizaremos la naturaleza y las funciones del mecanismo del precio. A través del análisis del mecanismo del precio y del mecanismo del mercado, se llega al estudio de la “teoría de la determinación del precio del mercado en un sistema de libre empresa”.

2.- Mecanismos del precio

Precio es la “Cantidad de dinero que damos a cambio de una cosa”. Esta definición es buena, pero manifiesta serias limitaciones. Definido de esta manera, el vocablo precio carece de sentido económico en una sociedad donde las transacciones económicas diarias se realizan en ausencia del dinero; es conveniente aclarar, que el dinero en la forma conocida en nuestro medio económico, no es en modo alguno esencial al cambio comercial; aunque tiene la ventaja de facilitar las transacciones económicas.

En las sociedades donde el dinero es desconocido, el cambio comercial tiene lugar en forma directa, es decir, las cosas se cambian directamente según la razón de cambio acordada por el grupo. A esta situación le llamamos trueque, aquí existe una relación de cambio entre las cosas, que resulta ser de la misma naturaleza, nos referimos a otro concepto de precio, el precio llamado económico.

Precio Económico “Es el coeficiente de cambio de una cosa por otra”. Resultando que es común ver que se realice el intercambio monetario en la sociedad monetizada y el intercambio económico en la sociedad comercial. El movimiento comercial que se realiza para fijar el precio, está sujeta a enlistar determinada cantidad de bienes:

Un televisor.

Un abrigo de piel.

Un par de zapatos.

Una camisa.

Una camiseta.

Un par de calcetines.

Esta relación de cambio indica que en ausencia del dinero podemos expresar el precio de un bien en términos de ciertas unidades de los demás bienes; es decir, en la misma forma en que una sociedad monetaria expresa el precio de las cosas en relación de cierta cantidad de dinero. Al realizar el movimiento de los bienes llegamos al siguiente intercambio:

Un televisor                   =                7 abrigos de piel.

Un abrigo                      =                10 pares de calzado.

Un par de calzado         =                1 camisa.

Una camisa                   =                4 camisetas.

Una camiseta                =                2 pares de calcetines.

 

 

En su sentido monetario todo tiene su valor en dinero, pero en su sentido económico todo se cambia a trueque, de esa manera afirmamos que:

Un T.V           =          7 abrigos          =          70 pares de calzado     =          70 camisas       =          280 camisetas              =          560 pares de calcetines.

Con el desarrollo de la ecuación anterior, justificamos la definición del precio económico. En una economía monetarizada, el “coeficiente de cambio se expresa en términos de un valor monetario”. El hecho de entender el coeficiente de cambio en términos de un valor monetario o como una relación física de trueque, no cambia la naturaleza económica existente. Por ejemplo, si el precio de los bienes en términos monetarios es de:

Un televisor                  =          $ 420.00

Un abrigo                     =          $60.00

Un par de calzado        =          $ 6.00

Una camisa                  =          $6.00

Una camiseta               =          $1.50

Un par de calcetines     =          $0.75

Estos precios de la economía monetizada definen el precio en el mercado como “el coeficiente de cambio de las cosas expresado en términos de un valor monetario”. La naturaleza de la organización económica capitalista, basada en la descentralización de las actividades económicas, afirma que el mecanismo del precio desempeña varias funciones importantes:

A).- Como regulador de la producción.- El precio es el primer indicador que ayuda a los empresarios en la importante decisión de qué cosas producir y en qué cantidades. Los empresarios se sentirán inclinados a iniciar la producción de un determinado artículo si al precio del mercado, les permite un margen de ganancias razonable. La decisión de cuánto producir depende de la reacción del consumidor al precio del productor. Si al precio del mercado el producto se vende rápidamente, habrá una tendencia de parte de los productores a acelerar la producción. Por el contrario, si al precio del mercado el producto se mueve con lentitud, será necesario reducir la producción.

B).- Como regulador del uso y disposición de los recursos económicos.- La segunda función del precio es la de ayudar a determinar el uso más eficaz de los recursos económicos. Determina el uso que hemos de dar a los factores de la producción y en qué proporción se combinarán para lograr la máxima productividad, estas son las dos fases más importantes del problema de cómo producir.

Los factores de la producción tenderán a moverse de las ocupaciones menos pagadas a las de mayor remuneración. El factor trabajo, tenderá a moverse de los sectores económicos que pagan salarios bajos, a los sectores económicos que pagan salarios más altos. Este fenómeno se observa claramente en las sociedades en proceso de desarrollo económico. En estas economías la agricultura constituye la fuente principal de ingreso, pero los salarios son muy bajos. A medida que se incrementa el proceso de desarrollo económico por vía del proceso de industrialización, los salarios tienden a elevarse en el sector industrial, y se produce una emigración de trabajadores del sector agrícola al sector industrial. El factor capital invertido en sectores económicos menos pagados, tenderá a irse hacia los sectores económicos en los que la inversión de capital rinda altas utilidades. Por ejemplo, un área de tierra que haya de usarse en la agricultura, en la construcción o en la ganadería, dependerá de la renta que se espera lograr de cada una de estas ocupaciones. Es decir, el precio que tengan los factores de la producción de cada uso alternativo, determinará el uso que finalmente asignaremos a los recursos económicos. A su vez, el precio de los factores de la producción determina la proporción en que los recursos han de usarse en las distintas funciones productivas. Es así como el precio de los factores de la producción determina el uso específico y las proporciones en que se combinarán las unidades de los servicios productivos.

C).- Precio como regulador del consumo.- La tercera función del precio es la de regular la distribución de los bienes y los servicios. El precio actúa como agente racionador en la medida en que tiende a ajustar la producción a las necesidades de consumo de la sociedad. La porción de la producción total que corresponda a cada consumidor depende en última instancia del precio de las cosas. Al precio del mercado cada persona obtendrá aquella cantidad que sus ingresos le permitan. Por ejemplo, si el ingreso de los trabajadores se mantiene constante, un aumento en el precio conduce a una reducción en las cosas que pueden comprar, y una disminución en el precio llevará a un aumento en las cosas que pueden adquirir. De esta manera los cambios en el precio de los productos tiende a ajustar el consumo individual a la situación que vive la producción.

D).- Precio como regulador de la distribución de la producción.- La distribución de la producción entre los diferentes elementos de la comunidad, es una de las funciones más importantes en cualquier sistema económico. Cuánto le toca a cada cual en el sistema capitalista depende de los salarios, las ganancias, los intereses y las rentas obtenidas en el proceso productivo. Las ganancias, los intereses, los salarios y las rentas personales forman los precios de los factores de la producción. En este sentido la economía de mercado logra la distribución de la producción mediante un sistema de precios para los factores de la producción. Se afirma que los precios de los factores de la producción quedan determinados en el sistema capitalista mediante el libre juego de la demanda y la oferta de los servicios productivos.

E).- Precio como regulador del equilibrio del sistema económico.- En cualquier economía, el mecanismo de precio actúa como fuerza equilibrante del sistema económico. Cuando los factores de la producción tienden a moverse de la actividad de menor rendimiento a las de mayor rendimiento, llegará el momento en que el rendimiento de cada factor será igual en todas las ocupaciones. En base al principio de rendimientos menguantes, el movimiento de factores del sector económico X al sector económico Y, causará una reducción en el rendimiento del factor Y, un aumento en el rendimiento de los factores X. Por ejemplo, la industria de la construcción ofrece mayores ganancias que la agricultura. En esta situación el capital tenderá a liberarse de la agricultura y a emigrar a la construcción.

En el próximo post explicaré las deficiencias en el mecanismo del precio.

¡Sigan atentos!

 

Aurelio García del Barrio

Profesor de Dirección de Finanzas

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida todo sobre la gestión de las operaciones en un departamento financiero y dirigir con éxito el área financiera de una empresa, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Finanzas Estratégicas donde se formará con los mejores profesores de Europa y Latinoamérica y conocerá las mejores prácticas en el área financiera.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube