IEDGE – Los cinco niveles de la fidelización de clientes


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

Los cinco niveles de la fidelización de clientes son:

1.- Indiferencia

El primer nivel es el de la indiferencia: se trata, sencillamente, de darse a conocer. Es el papel de la publicidad y de todas las técnicas destinadas a desarrollar la notoriedad empresarial.

2.- Referencia

En un segundo paso la empresa o la marca debe ser considerada como un punto de referencia. La calidad del producto o del servicio es el requerimiento obligatorio: permite estar en la lista de “proveedores homologados”. En este caso se puede hablar de fidelización por costumbre.

3.- Programas

Llegado al tercer paso es cuando el cliente siente interés por seguir comprando al mismo proveedor. Es en este nivel donde se sitúan las técnicas habituales de “fidelización”: tarjetas y programas, cupones, promociones, etc. Se trata, en cierto modo, de comprar la fidelidad aceptando entrar en un sistema de subvenciones “ciegas”: el objetivo es crear una fidelidad mecánica, dando al cliente razones para que no cambie.

http://www.youtube.com/watch?v=XYIP0AooFQs

4.- Preferencia

Es en este paso donde termina el campo de lo racional y empieza el de lo emocional. Donde el cliente empieza a sentir que está “traicionando” a su marca habitual cuando le es infiel. Si una marca es capaz de construir una serie de valores reconocidos por el cliente (por ejemplo: garantía de origen, aseguramiento de un determinado nivel de calidad, identificación a un estilo o a una personalidad, etc.), este sabe por qué es fiel: por lo tanto, tiene buenas razones para repetir. En este sentido, la compañía que sepa escuchar al cliente dándole el mejor servicio posible -incluso, resolviéndole inconvenientes que le haya podido generar- será capaz de fidelizarlo, llegando a crear una relación afectiva con él.

5.- Valores

El último paso se alcanza cuando la marca o empresa es portadora de unos determinados valores, con los cuales el cliente se identifica profundamente. Los clubes de clientes, las redes formales e informales, los conceptos comerciales fuertes, las comunidades en internet, redes sociales… son algunos ejemplos de creación de un sentimiento de pertenencia por parte del cliente. Es en este nivel donde se alcanza el grado máximo de fidelización: ¿quién sería capaz de traicionar a los suyos solamente para ganar algunas millas de más?

 

¡Quedo a la espera de sus comentarios!

Javier García

Profesor de Dirección de Marketing

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida como poner en marcha, desarrollar y controlar planes de marketing directo totalmente eficaces, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Marketing Relacional.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube