IEDGE – La Percepción por Sensación es: Realidad en el Vino y con las Personas. Parte I


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

La percepción de las personas se basa en las sensaciones que nuestro cuerpo registra como resultado de los estímulos del ambiente, como ocurre cuando catamos el vino: el estimulo es recibido por nuestros sentidos y clasificado como una sensación agradable, desagradable o neutra.

Los  que nos dedicamos a dirigir personas con un enfoque de negocios, tenemos como objetivo el arte y la ciencia de soportar la estrategia de la compañía aportando sensaciones positivas a las personas que trabajan en ellas, así como el catador andaluz Antonio Jesús Gutiérrez (“Nariz de Oro 2007.”) define en su libro: “Cómo catar el vino.”, que de igual manera, el fin de todo vino es aportar sensaciones agradables a quienes lo beben, sin dejar de cumplir con las especificaciones de origen según su tipo de uva, el año de cosecha y su denominación.

El Arte y la Ciencia de Dirigir personas requiere tener un olfato desarrollado, una “Nariz sensitiva de personas 2011.” para poder percibir todos aquellos detalles de la gente y sus interrelaciones transformándolos en diagnósticos, planes de trayectoria, clima, desempeño, aporte individual a la empresa, logro de objetivos, consecución de estrategias, comunicación, cambio, reconocimiento, recompensa y otras métricas que ayudan a la organización a tomar decisiones estratégicas.

“En una cata el sentido del olfato actúa por contacto con el vino.”, comenta Antonio Jesús Gutiérrez y al catarlo lo reciben sensores fisiológicos en el cuerpo quienes lo envían al cerebro, cada uno a través de un sistema independiente, convirtiéndolo en sensaciones.

Las sensaciones son estímulos percibidos por los sensores fisiológicos del cuerpo y enviados al cerebro por el canal de cada uno de nuestros sentidos.

En la interacción entre personas ocurre lo mismo: todos los sentidos actúan por contacto en el momento de la convivencia con la otra persona. “Los 5 primeros segundos de contacto con otra persona definen en ti una percepción de ella.” (S. Ahumada 2007). Recibimos los estímulos que la persona emite desde nuestros sensores fisiológicos y ellos los envían a nuestro cerebro, éste les pone el nombre de sensación a nivel físico y una vez que los registra como idea o pensamiento crea un juicio al que yo llamo: Percepción.

La percepción es la idea o pensamiento creado como resultado de un juicio que establece nuestro cerebro por recibir sensaciones positivas, negativas o neutras captadas  por nuestros sentidos.

La percepción entre personas no es correcta o incorrecta, no es sujeto de duda, simplemente de existencia, por ser generada de las sensaciones que perciben nuestros sentidos de un estímulo se valida. Debemos responsabilizarnos de los estímulos que emitimos para que las personas perciban lo que perciben de nosotros, esto no está en tela de juicio, no está en discusión: Si emito un mensaje con voz fuerte y palabras cortantes sin mucha explicación, y me perciben como hermético, cerrado y poco amable, no lo puedo cuestionar, lo que puedo hacer es responsabilizarme del estimulo “voz fuerte con palabras cortantes sin mucha explicación”, aceptarlo y modificarlo para la siguiente ocasión.

Es como el vino, si me parece alto en efervescencia, acidez y astringencia, yo decido si continúo tomándolo o no.

Percepción por Sensación es Realidad.” (R. Romero, 2011).

Por Roberto Romero (EMBA).

Por ser la base de las relaciones entre personas.

FUENTES

>> Notas del Autor

>> Gutiérrez Blanco, Antonio: “Cómo catar el vino.” Arguval, Málaga 2008.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.


Comentarios


  1. Javier Cardenas
    comento el día 11 de Febrero a las 3:37 pm (#)


    como visualizar correctamente como estoy comicandome con los otros? de que manera tener una retroalimentación objetiva? vamos, siempre podemos ser buenos jueces, menos con nosotros mismos.


  2. Silvia Ahumada
    comento el día 12 de Febrero a las 11:49 am (#)


    Javier:

    Justo hay una teoría “Las ventanas de Johari” que entre otras cosas explica que todos tenemos una zona “ciega”, que contiene informaciones respecto de nuestro «yo» que nosotros ignoramos, pero que son conocidas o que perciben los demás. Lo que ocurre es que para visualizar si mi comunicación o interacción es correcta tengo que estar “abierto”. El único medio de aumentar nuestro criterio de tales informaciones consiste en aceptar la retroalimentación de la otra persona. Consiguientemente, necesitamos desarrollar una actitud de
    receptividad tal que permita realmente la reflexión y el cambio de conducta en tal caso…
    Saludos!


  3. AMALIA GUTIERREZ
    comento el día 13 de Febrero a las 9:57 am (#)


    QUE INTERESANTE ESO DE LOS 5 SEGUNDOS, Y CREO QUE SI PUEDO PERCIBIR A LA OTRA PERSONA EN ESE TIEMPO, PERO ME ES DIFICIL CONOCER LA PERCEPCION DEL OTRO HACIA MI.


  4. Roberto Romero (EMBA).
    comento el día 16 de Febrero a las 11:08 pm (#)


    Amalia:

    Lo puedes conocer preguntándole a la otra persona si esa percepción que tienen de ti para ella es positiva, negativa o neutra. Si la consideran un área de mejora, la tendrás que tomar como REALIDAD, no cuestionarla y aceptar el estímulo que emitiste para que lo percibieran así, modificándolo para la siguiente ocasión.

    De cualquier forma con el simulador que te comenté vamos a obtener la respuesta en tu persona. Sólo hay que agendarlo.

    Saludos,


  5. Javier Cardenas
    comento el día 17 de Febrero a las 12:48 am (#)


    Felicidades Roberto, excelente articulo.


  6. Roberto Romero
    comento el día 19 de Marzo a las 2:04 am (#)


    Muchas Gracias Javier, a tí te toca aplicarlo en tu empresa y luego lo platicamos…

    Saludos,


  7. Roberto Romero (EMBA).
    comento el día 17 de Febrero a las 8:04 am (#)


    Javier:

    De acuerdo a lo que escribo en el artículo, yo te diría que les preguntes a tus colaboradores ¿Que estímulos reciben de tí, y si los consideran positivos, negativos o neutros? de tal manera que por ejemplo si emitiste un mensaje con voz fuerte y palabras cortantes sin mucha explicación, y te dicen que te percibieron hermético, cerrado y poco amable, te aconsejo que no lo cuestiones porque es realidad, lo que puedes hacer es responsabilizarte del estimulo “voz fuerte con palabras cortantes sin mucha explicación”, aceptarlo y modificarlo para la siguiente ocasión.

    Eso ellos lo van a valorar y te catalogarán como objetivo.

    Saludos,


  8. Roberto Romero (EMBA).
    comento el día 17 de Febrero a las 8:05 am (#)


    Y también aplicárselo a tus colaboradores para comparar la información y objetivizarlo, hacer cuntitativo lo cualitativo.


  9. Roberto Romero
    comento el día 19 de Marzo a las 6:56 am (#)


    Muchas Gracias Javier, a tí te toca aplicarlo en tu empresa y luego lo platicamos…

    Saludos,