IEDGE – El control de los riesgos financieros, productos derivados


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

El origen y la justificación de las opciones y futuros se encuentra en la necesidad de gestionar adecuadamente los riesgos asociados a los cambios en el entorno económico, en los precios de los bienes o activos financieros.

Nos vamos a centrar en cómo actuar, ante el riesgo de tipo de cambio (apreciación o depreciación de una divisa), si bien como tenemos muy a mano, la posibilidad de utilizar y practicar en la página web de MEFF renta variable, vamos a trabajar con derivados sobre acciones e índices bursátiles para conocer el significado y alcance de los futuros y opciones. No obstante, una vez entendido el funcionamiento y los conceptos básicos, se pueden aplicar dichos conocimientos, para realizar las correspondientes operaciones de cobertura o toma de posiciones deseadas, en otros mercados como el de materias primas o divisas, según las necesidades que persigamos, en la gestión empresarial cotidiana.

Un contrato de futuro es un acuerdo entre dos partes, para comprar o vender un activo o mercancía en una fecha futura, a un precio pactado en el momento presente.

Surge el problema del coste que supone buscar contrapartida, y el riesgo de que una de las partes contratantes incumpla la obligación adquirida. IEDGE-forex-7Para resolver estos inconvenientes se crean las CÁMARAS DE COMPENSACIÓN.

1.-  Derivados financieros

Todo contrato derivado tiene por objeto brindar la posibilidad de transferir riesgo. Los contratos derivados se definen como aquellos contratos cuyo valor “deriva” del valor de otro instrumento.

 Los mercados de futuros surgieron inicialmente vinculados a la operatoria de productos agropecuarios – arroz, manteca, soja, petróleo, etc.- pero con el paso del tiempo se expandieron hacia instrumentos financieros –divisas, tasas de interés, acciones, índices bursátiles, etc.- En la actualidad los volúmenes más importantes se verifican en los contratos financieros.

El principal objetivo de los mercados de futuros es posibilitar cobertura ante cambios desfavorables en alguna variable económica. Esto se logra mediante un mecanismo que hace posible que quienes quieran eliminar riesgo puedan transferirlo a quienes estén dispuestos a asumirlo.

La cobertura es un hecho casi cotidiano. Los seguros para automóviles, propiedades e incluso cosechas (por ejemplo, seguro contra granizo) están ampliamente difundidos. Este tipo de cobertura es una estrategia defensiva que se realiza con el fin de lograr protección contra pérdidas en el valor de los bienes, causados por daños o destrucción total de los mismos.

El punto clave es recordar que la cobertura en futuros es una herramienta empleada para minimizar el riesgo que se produce cuando las cotizaciones se mueven en forma adversa.

2.- Tipos de cobertura

Hay dos tipos de coberturas: vendedora y compradora:

  • La cobertura vendedora es utilizada por quienes tratan de proteger el precio de una venta del bien que realizarán con posterioridad, es decir, por aquellos que temen una caída futura del precio del bien.
  • La cobertura compradora es empleada por quienes buscan establecer el precio de una compra de un bien que efectuarán posteriormente, es decir, por aquellos que temen un aumento de las cotizaciones.

3.- Liquidación de los contratos de futuros

La liquidación de los contratos de puede realizar de dos formas:

a)     anticipadamente: en este caso, quien asumió una posición vendedora, puede cancelar su compromiso simplemente comprando un contrato equivalente. La diferencia que pueda darse entre los precios de ambas operaciones representa la ganancia o pérdida de la operación. Luego que se canceló el contrato, el mercado devuelve los importes depositados en concepto de márgenes iniciales a la vez que se hace entrega de las ganancias resultantes de la operación o debita la pérdida.

b)     Cumplimiento del contrato: a través de la entrega o recepción física de la mercadería, en el mes y destino contratado. La excepción a esta regla son los contratos cash settlement, donde no existe la entrega sino que los contratos siempre son ajustados por liquidación en efectivo.

En el próximo post hablaré de garantías en contratos de futuros.

 

¡Sigan atentos!

 

Aurelio García del Barrio

Profesor de Dirección de Finanzas

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida todo sobre la gestión de las operaciones en un departamento financiero y dirigir con éxito el área financiera de una empresa, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Finanzas Estratégicas donde se formará con los mejores profesores de Europa y Latinoamérica y conocerá las mejores prácticas en el área financiera.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube