IEDGE – Estimación de la Tasa Interna de Retorno, TIR


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

La Tasa Interna de Retorno es un indicador de rentabilidad. Éste, nos muestra la atractividad del proyecto de inversión, que simboliza su capacidad para generar flujos de efectivo en el tiempo.

Para calcularse es necesario tener ordenados todos los flujos esperados del proyecto, en una hoja de cálculo. Luego utilizaremos la fórmula:

=TIR(rango de flujos)

En inglés la fórmula se llama IRR. En la hoja de cálculo se vería así:

1. Cálculo de la TIR

Debemos tener en cuenta que la TIR nos arroja un porcentaje que es igual a la rentabilidad por periodo, y si éste es anual, el dato será anual, si el periodo es mensual, el resultado será mensual. Un descuido común cuando estamos evaluando un proyecto es malinterpretar el resultado de la TIR. Generalmente estudiamos un proyecto en una dimensión mensual. Por lo que multiplicar por 12 el resultado, nos da una aproximación al dato anual; por ejemplo:

2. Dimensión Temporal de la TIR

Es importante recalcar que cuando se desean comparar varios proyectos de inversión y que su plazo (tiempo de vida) es diferente, la TIR no es un indicador comparable puesto que el retorno es incompatible.

Uno de los problemas al que se enfrenta esta función es que pueden existir varias TIR dentro de una serie determinada de flujos. Esto no es lógico cuando se requiere aplicar a un proyecto financiero.

Al mismo tiempo, la TIR tiene otro problema: Asume que todos los flujos del proyecto se reinvierten a la misma tasa, lo cual puede ser muy optimista, mostrándonos un panorama algo separado de la realidad. Lo ideal sería que el cálculo todos los flujos se reinvirtieran a la misma tasa de retorno que el promedio de los demás proyectos que tiene en marcha la empresa. Para ello, se utiliza la Tasa Interna de Retorno Modificada (MIRR, por sus siglas en inglés) que nos soluciona dicho problema.

Dentro de la hoja de cálculo la TIRM nos pedirá una tasa de financiamiento, que es a la tasa a la que se pide prestado, y una tasa de reinversión, a la cual reinvertiremos los flujos del proyecto.

Si los recursos provienen de una fuente externa, podemos utilizar el costo del crédito dentro de la fórmula. Si la empresa lo financiará con recursos internos, entonces debemos utilizar el Costo Promedio Ponderado de Capital.

Para la tasa de reinversión debemos de considerar el retorno promedio de los otros proyectos de la empresa, o si se fuesen a reinvertir fuera de la misma, se tomaría el rendimiento ofrecido por la institución donde se invertirían los flujos.

Más delante hablaré de como se calcula el CPPC y todas las variables que integra.

Muchas gracias y espero sus comentarios!

Homero Soto

Profesor de Dirección de Finanzas

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida todo sobre la gestión de las operaciones en un departamento financiero y dirigir con éxito el área financiera de una empresa, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Finanzas Estratégicas donde se formará con los mejores profesores de Europa y Latinoamérica y conocerá las mejores prácticas en el área financiera.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.