IEDGE- El descanso también es rentable


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

 

Para ser productivo hay que elegir en qué, cuándo y cómo trabajar para conseguir el máximo rendimiento y los resultados que esperamos. Y ello implica disponer de un tiempo de descanso.
No se trata de perder el tiempo, sino de usar el tiempo de ocio de forma rentable y con un propósito. En la antigüedad los filósofos tenían una concepción de la vida bajo dos áreas fundamentales, a una la llamaban el “Ocio” – que trata de lo humano, del trato social, de las artes y de la filosofía misma. La otra era el “Negocio” en el cual el esfuerzo se vinculaba a satisfacer las necesidades elementales, sobre todo las económicas y también el deseo del Ocio.

Desde los griegos, el ocio no era sólo un tiempo de descanso para poder seguir trabajando – como lo es ahora -, sino más bien el objetivo de una vida feliz.  En ‘Política’ Aristóteles nos dice  La naturaleza humana misma busca no sólo el trabajar correctamente, sino también la capacidad de emplear bien el ocio. Este es, una vez más, el fundamento de todo.

No todo lo que hacemos aporta valor a nuestra vida. La productividad surge cuando pones foco en las actividades que aportan valor para ti. Para lograr un adecuado equilibrio entre el trabajo y el ocio nos debemos plantear dos hechos fundamentales:

1.    Desarrollar actividades de negocio que produzcan el máximo rendimiento.

Aportar valor a tus clientes que permita vender más o dar un mejor servicio, actividades de formación que te permitan innovar, actividades que te permitan definir la estrategia.

2.    Desarrollar actividades de ocio que te revitalicen.

El descanso, actividades físicas, actividades culturales que te permitan revitalizar tu cuerpo y tu mente y además abrir los canales para ser más creativo y aumentar tu intuición. El objetivo es relajarte.

Cualquier actividad a medias implica pérdida de tiempo. La anterior situación expuesta crea patrones de comportamiento deshabilitantes, es decir, sin que la persona se de cuenta, todas las obligaciones profesionales, personales y familiares empiezan a pesar más. La persona empieza a dispersarse, a enfrentar temor sobre su futuro, empieza a cometer errores que le llevan a dedicarle más tiempo a cada situación para enmendarlos, se acentúa el estrés y se pierde el autocontrol

Entonces la fórmula ideal para encauzar esa sensación de tener “poco tiempo” es concederte “permisos de tiempo” ya sea en dosis de ocio, descanso o diversión, tiempo que cada uno pueda disponer tranquilamente.

Entender cómo aprovechar el tiempo de ocio y descanso es un arte, del reposo surgen las mejores ideas. No se trata de trabajar a todas horas, se trata de hacerlo de forma inteligente.

 

¡Felices Vacaciones!

 

¡Espero sus comentarios!

 Silvia Ahumada (@silvia_ahumada)

Profesora de Dirección de Personas

Nota: Para aprender de una forma práctica y rápida sobre éstos conceptos, le invitamos a que consulte la Especialidad Europea en Dirección de Personas.

 

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube

 

Fuentes:

Notas del Autor