fbpx

IEDGE – Planeación Fiscal Eficiente


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

La planeación fiscal no es una invitación a evadir el cumplimiento de las obligaciones fiscales del contribuyente, es una disciplina que permite colocarse en la mejor situación que la ley prevea de acuerdo a las actividades de un contribuyente, con el fin de optimizar sus recursos y cumplir con todos y cada uno de los requisitos fiscales.

Es importante señalar que la planeación fiscal no es una evasión fiscal, la cual es entendida como el incumplimiento total de obligaciones fiscales por parte de un sujeto llamado contribuyente, el término evasión esta considerado como un delito fiscal según lo señalado por el Código Fiscal de la Federación, así mismo es importante que planear tampoco representa la elusión fiscal que lejos de apoyarse en los aspectos previstos en la ley, es la actividad consistente en aprovecharse de las lagunas de la ley para pagar menos contribuciones.

Tomando en cuenta tales consideraciones, la planeación fiscal no es una oportunidad para corregir los antecedentes fiscales, es decir no es una medida correctiva del pasado, sino es una medida preventiva del futuro.

Para alcanzar una adecuada planeación fiscal, se debe establecer un programa adecuado a las necesidades de cada contribuyente, por lo que el hecho de que una estrategia fiscal sea útil para cierta empresa, no significa que será igual de útil para otras.

La planeación fiscal debe estar basada en un plan de eficiencia, el cual debe contar cuando menos con los siguientes aspectos:

  • Análisis. Su objetivo es identificar el estado actual desde el punto de vista fiscal, jurídico, financiero, del contribuyente o grupo de empresas, que serán objeto de la planeación. Es aquí donde se determinan cuáles son las características particulares respecto a su funcionamiento, capacidad de generar ingresos, giros y beneficios fiscales aplicables.
  • Diagnóstico. Después del análisis realizado se tendrán los elementos que permitan determinar las posibles soluciones que servirán de base para la toma de decisiones.
  • Alternativas. Con experiencia y la suficiente información, se deberá hacer un análisis conjunto entre los asesores (Contador Fiscalista, Abogado Fiscalista) y los accionistas de la empresa para determinar cuál es la mejor alternativa.
  • Implementación. Una vez que se han tomado acuerdos se deben de aplicar, invitando a especialistas de otras áreas.
  • Mantenimiento. El resultado de la estrategia puede verse afectado si no se siguen políticas adecuadas de manera constante, por lo que es indispensable conseguir un acercamiento a la operación del negocio y coordinar las actividades fiscales de manera permanente.

El pago de contribuciones es un costo del producto o servicio por el negocio, por lo que no puede decirse que se está cumpliendo con la misión de la empresa si se incurre en altos costos fiscales.

Cumplir con el fisco implica no pagar menos de lo que se está obligando, pero tampoco pagar más de lo que se debe, dentro de un marco de legalidad y transparencia.

Finalmente, lo que debemos considerar que la planeación fiscal es en realidad el traje a la medida para crecer.

 Espero sus comentarios!

Esteban Márquez

Profesor de Planeación Fiscal y Legal

Nota: Para aprender y convertirse en un especialista en Management, Marketing, Finanzas, Operaciones, Personas, Tecnología y Legal, les invitamos a que consulten el Master Europeo en Administración y Dirección de Empresas.

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook y Twitter!:

 


Comentarios


  1. Victor Martínez de Castro
    comento el día 12 de Diciembre a las 7:10 pm (#)


    Muy prácticos los 5 pasos! Ayuda mucho a entender que la Estrategia Fiscal considera tanto las expectativas de los dueños como la ruta de crecimiento de la empresa. Una adecuada combinación de estas dos perspectivas generará una estrategia fiscal eficiente para conciliar todos los intereses.