IEDGE – Publicidad Display y modelos de negocio en mobile marketing


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Valora este post)
Loading...

La publicidad display en móvil consiste en la presencia por parte de las marcas en sites móviles o aplicaciones a través de diferentes formatos.

Muchas empresas y medios de comunicación han dado el paso hacia su adaptación al móvil de igual forma que en su día lo hicieron a la navegación online a través de PC. Una de las formas de monetización de estos desarrollos es incluyendo publicidad, así el usuario puede consultar los contenidos de forma gratuita.

http://www.youtube.com/watch?v=U-HCoLjoLzw

Las webs móviles o aplicaciones siguen ganando nuevos usuarios de forma diaria y obligan a las marcas a ampliar su plan de medios para conseguir mayor cobertura y nuevas formas de impacto.

Existen grandes ventajas de este tipo de publicidad con respecto al display que vemos habitualmente a través de nuestro ordenador. Uno de los factores más importantes que las marcas tienen en cuenta es que se trata de un medio no saturado, y pese a que la penetración y páginas vistas siguen siendo inferiores con respecto al ordenador, las marcas pueden impactar con exclusividad a su target.

La publicidad en dispositivos de última generación consigue modernizar la imagen de marca, aspecto siempre positivo para cualquier empresa.

Los servidores de publicidad móvil permiten una mayor segmentación del target. Las marcas, además de segmentar por afinidad de su target, lo podrán hacer también por tipo de terminal, sistema operativo u operadora, algo de gran valor a día de hoy porque nos permite impactar a una clase social determinada.

Existen diferentes estudios que analizan la repercusión de la publicidad móvil y todos ellos muy positivos.

La comercialización de la publicidad móvil a nivel display se basa también en los modelos online. Uno de los más empleado es el modelo CPM (coste por mil impresiones) en donde las marca pagan un precio por cada mil impresiones servidas en los sites o apps elegidos.

Otro modelo de comercialización es el CPC (coste por click) en donde las marcas pagan únicamente cada vez que un usuario hace click en la publicidad. Normalmente se utilizan redes ciegas para este modelo, es decir, las marcas desconocen en que sites/apps tendrán presencia. Este modelo se suele utilizar en sites menos Premium donde no existe una asociación de marca o en lugares donde sobra inventario (bulk)

Una de las nuevas tendencias es el modelo CPD (coste por descarga). Se emplea cuando el objetivo es conseguir descargas de la aplicación desarrollada por la marca. Este modelo aún está en pañales pues los resultados suelen ser irregulares. Es más importante el valor y la utilidad de la aplicación, que la campaña publicitaria que muestra al usuario el nuevo lanzamiento. Al igual que el modelo CPC también suele utilizarse a través de redes ciegas.

¡Muchas gracias y espero sus comentarios!

 

Jesús Velasco

Profesor de Dirección de Marketing

Nota: aprender de una forma práctica y rápida como poner en marcha, desarrollar y controlar planes de marketing interactivo, publicidad digital y comunicación online totalmente eficaces, les invitamos a que consulten la Especialidad Europea en Marketing Interactivo y Publicidad Digital

* Los contenidos publicados en este post son responsabilidad exclusiva del Autor.

¡Pronto grandes sorpresas en Facebook, Twitter y Youtube!:

  • Síganos en Twitter
  • Hágase fan en Facebook (IEDGE – The European Business School es la Escuela de Negocios en español con mayor número de fans.. ¡Averigüe por qué!)
  • Acceda a nuestros videos en Youtube

Comentarios


  1. Sandy Yani Chinchilla
    comento el día 13 de Octubre a las 7:10 pm (#)


    ¡Hola Jesus!, tengo duda si la publicidad movil ¿solo se puede hacer a través de Google Ads o existe otra plataforma?


  2. Pablo Fernández
    comento el día 15 de Octubre a las 5:00 pm (#)


    Hola Sandy,

    tambien se puede hacer con Facebook ads y con redes de afiliacion para mobile marketing como zanox, tradedobler, ebuzzing y otras.

    Gracias,

    Pablo Fernández